Ventajas y desventajas de los métodos para curar hemorroides

5 cosas que no sabias sobre hemorroides.

No es una enfermedad de las nuevas generaciones, esta patología a afectado a la humanidad desde sus orígenes.
Las hemorroides se citan en Papiro (1500 a.C.) rescatado por George Ebers (1837-1898), en una momia, en la ciudad de Antinoe, Egipto (5000-4000 a.C.).
En Grecia, durante la “época de oro” (500-350 a.C.), las hemorroides eran consideradas como castigo de los dioses.
Hemorroides vienen del griego haema (sangre) y rhoos (flujo).

1.- Existe un patrono de la proctología (San Fiacro).

Era el primer hijo de Eugenio IV, rey de Escocia (alrededor del año 600), que prefirió seguir la senda religiosa y marchó a Francia.
Fue acusado de sortilegio. Se le convocó para una indagación y fue sometido a la prueba de esperar el juicio de Dios, sentado en una gran piedra, frente a la iglesia. La piedra se hizo blanda como la cera al recibir la impresión de su cuerpo. Y de aquí nació la leyenda de que los que se sentaran en esa piedra curarían sus hemorroides.

2.- Las hemorroides son parte normal de la anatomía del ser humano.

A si es, todos tenemos 3 cojinetes hemorroidales principales desde el momento en que nacemos, y estos tienen una función importante dando el 15-20% de la continencia anal fina, para evitar la salida de moco y gas del colon.
Cuando estos cojinetes se complican, ya sea con sangrado, inflamación, prolapso, trombosis, se denominan como enfermedad hemorroidal, siendo la causa mas frecuente de consulta en proctología.

3.- La principal causa del desarrollo de la enfermedad hemorroidal, esta dado por factores modificables.

Esta enfermedad, es crónica y progresiva, la principal causa es por un mal patrón evacuatorio, ya sea heces duras caracterizadas en pacientes con estreñimiento, o bien, pacientes con síndromes diarreicos. Todo esto caracteriza a un paciente pujador crónico.
Por eso, siempre es indicado por los especialistas en coloproctología, la ingesta adecuada de agua (30 ml por Kilogramo de peso), además de ingesta de fibra en un rango de 25-35 gramos al día. Evitar alimentos altos en picantes, condimentos y alcohol.

4.- No todo lo que sangra y duele son hemorroides.

Si bien es verdad, la enfermedad hemorroidal es la causa numero uno de visitas al proctólogo, esta no es siempre la causa del sangrado y del dolor anal.
La enfermedad hemorroidal, por lo general no genera dolor a menos de que esta se encuentre complicada con trombosis o infección. Ante dolor intenso, se debe descartar la presencia de una fisura o un absceso anal.
En cuanto al sangrado, es importante valorar la edad del paciente, los cambios en el patrón evacuatorio, además de realizar una exploración proctológica adecuada, para descartar que el origen del sangrado no sea de otra etiología, por lo que se podría realizar una colonoscopia antes de ofrecer tratamiento por enfermedad hemorroidal.

Solución a tu problema de hemorroides en Digestiva

En Digestiva contamos con médicos especialistas en coloproctología además de la mejor tecnología diagnóstica y terapéutica para poder solucionar tu problema de manera rápida, sin dolor y definitiva.

¿Quieres saber más sobre nuestros métodos para curar hemorroides? Haz una cita de valoración y deja de sufrir los síntomas que este padecimiento ocasiona.

Haz una cita aquí

Te puede interesar:

¿Cómo saber si tienes hemorroides? Principales síntomas

6 consejos para prevenir hemorroides



0 Comentarios

Escribe un comentario