Hemorroides después del embarazo ¿Qué tipo de tratamiento necesitas?

Hemorroides después del embarazo ¿Qué tipo de tratamiento necesitas?

Es común que muchas mujeres desarrollen hemorroides después del embarazo. En esta ocasión te vamos a contar más sobre las opciones de tratamiento para ti. Busca atención médica si tienes síntomas de este padecimiento; a pesar de ser relativamente comunes en esta etapa, no es necesario que sufras por mucho tiempo.

Hemorroides después del embarazo

Las hemorroides pueden surgir durante o después del embarazo, especialmente en el segundo y tercer trimestre. Las causas más comunes son los cambios mecánicos en el cuerpo, que ocasionan aumento de peso y presión abdominal; además, los cambios hormonales también pueden influir en la retención de líquidos. Al final de este post encontrarás más información sobre las causas de la aparición de hemorroides en mujeres embarazadas.

Tratamiento para hemorroides luego del embarazo

Se recomienda el tratamiento para hemorroides durante o después del embarazo mínimamente invasivo o conservador. El tratamiento conservador implica medicamentos tópicos, cambios en la alimentación y otras recomendaciones del médico (se recomienda para casos leves o moderados).

Por su parte, el tratamiento mínimamente invasivo se utiliza en casos más graves (especialmente de hemorroides que han prolapsado, es decir, que salen del canal anal) o cuando los bultos de hemorroides externas toman un tamaño mayor y se trombosan. Este procedimiento quirúrgico está basado en la utilización de láser.

¿Se pueden tratar durante el embarazo?

En caso de presentar enfermedad hemorroidal complicada con trombosis, prolapso o sangrado que no responda con tratamiento conservador, un procedimiento quirúrgico de mínima invasión se puede llevar a cabo sin riesgos materno fetal durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Para situaciones de enfermedad hemorroidal no complicada, el médico especialista podrá recomendar medicamentos que no pongan en riesgo la integridad del producto, como medidas conservadoras para aliviar los síntomas. Una vez culminado el parto, un procedimiento mínimamente invasivo puede ser la solución ideal.

¿El tratamiento afecta la lactancia?

El tratamiento mínimamente invasivo no interviene con la lactancia, ya que la anestesia utilizada es mínima y no requiere hospitalización. El mismo día de la intervención podrás regresar a casa. Las complicaciones son menores a las que se tienen con una cirugía convencional.

Recomendaciones generales

  • Evita la inactividad física.
  • Lleva una alimentación adecuada para tu embarazo (busca ayuda nutricional).
  • Utiliza baños de asiento con agua tibia si tienes algún síntoma de hemorroides.
  • No utilices remedios caseros (especialmente tomados) que puedan poner en riesgo tu salud.
  • Busca asesoría médica profesional.
  • Realiza tus chequeos médicos regulares.

Acude con un coloproctólogo Digestiva

En la clínica Digestiva contamos con la mejor tecnología de diagnóstico y tratamiento láser para hemorroides. Todos nuestros procedimientos son mínimamente invasivos, no incapacitantes y ambulatorios. Estar embarazada no es un impedimento para recibir un tratamiento adecuado. Evita las complicaciones.

Agenda una cita aquí

Te puede interesar:

¿Por qué surgen las hemorroides durante el embarazo?

Ventajas de acudir al coloproctólogo en lugar de utlizar remedios caseros para hemorroides



0 Comentarios

Escribe un comentario