¿Qué es la fisura anal y cuáles son sus síntomas?

¿Qué es la fisura anal y cuáles son sus síntomas?

Muchas veces se puede confundir una fisura anal con las hemorroides. Tienen síntomas similares pero son padecimientos de origen distinto y, por lo tanto, requieren un tratamiento específico. Conoce más sobre las fisuras que pueden causarte muchas molestias, aprende a identificarlas y busca ayuda médica si la requieres.

¿Qué es una fisura anal?

Entre el ano y el recto (la parte más cercana del intestino) existe el canal anal. Este canal está recubierto por músculos que regulan la salida de desechos. Por esa razón, puede fisurarse, es decir, tener una herida por esfuerzos al evacuar. Algunas de las causas de la aparición de estas fisuras pueden ser:

  • Evacuaciones muy duras o secas.
  • Diarrea.
  • Inflamación intestinal.
  • Infecciones en la zona del ano.
  • Tumores.

Síntomas

Por otro lado, los síntomas son muy similares a los que causan las hemorroides. Por ejemplo: sangrado al evacuar o en el papel de baño, dolor, picazón y, en algunos casos, la fisura puede ser visible como una herida abierta en la zona cercana al ano.

Diferencias con las hemorroides

La diferencia principal entre la fisura anal y las hemorroides es, por supuesto, el origen del padecimiento. Las hemorroides son venas inflamadas, por lo que pueden sentirse como un pequeño bulto en la zona del ano o del canal anal. En casos graves pueden prolapsarse (si son internas), algo que nunca sucederá en el caso de una fisura.

Tratamientos

El tratamiento para una fisura anal consiste, en primer lugar, en evitar los esfuerzos que puedan empeorar la herida en el canal anal. En muchas ocasiones, puedes sentirte inhibido o inhibida a evacuar por miedo al dolor y a las molestias, muchas personas incluso llegan a provocarse estreñimiento de esta manera. Esto sólo empeorará la fisura, debido al aumento de la presión en el canal anal.

No invasivos

En primer lugar, deberás hacer cambios en tu alimentación para suavizar las heces y evitar el estreñimiento. Por otro lado, los medicamentos pueden incluir baños de asiento y cremas analgésicas para disminuir los síntomas y favorecer la cicatrización natural de la fisura.

Mínimamente invasivos

En casos donde otros tratamientos han fallado, puedes requerir una cirugía. Esta cirugía consiste en realizar una pequeña incisión controlada en el esfínter para aliviar la presión al evacuar. La herida de esta incisión causa menos dolor e incomodidad que la fisura en sí misma. De esta manera, la herida puede sanar naturalmente y, con la supervisión de un médico especialista, en menos de 8 semanas podrás recuperarte completamente.

Agenda una consulta de valoración aquí

Te puede interesar:

5 enfermedades por las que necesitas una consulta de coloproctología

¿Cuál es el mejor tratamiento si tienes hemorroides?



0 Comentarios

Escribe un comentario